Agujas de doble punta de Lykke.

Para calcetines, mangas y circunferencias pequeñas.

Cómodas y muy bien pulidas para un deslizamiento simplemente perfecto.